Periodoncia

Los tejidos periodontales son aquellas estructuras que rodean y sostienen a los dientes, es decir, la encia, el cemento, el ligamento periodontal y el hueso alveolar. La periodoncia es la parte de la odontologia que estudia la prevención, diagnostico y tratamiento de las enfermedades que afectan a dichos tejidos periodontales.

Las enfermadades periodontales son en su gran mayoria de causa bacteriana. Las bacterias de la boca, cuando no se cepilla correctamente después de cada comida, se acumulan alrededor de los dientes, provocando acumulos de tártaro (sarro) e inflamando la encia, que se vuelve roja y sangrante. Es lo que denominamos una gingivitis. Es una patología reversible con tratamiento profesional y un buen hábito de higiene en casa.

A veces, cuando esta gingivitis no se trata, y en determinadas personas con susceptibilidad genética, se dan las condiciones necesarias( factores ambientales, estrés, hábitos como el tabaco, diabetes, …), la inflamacion puede llegar a ser más profunda e incluso a afectar al hueso que sustenta los dientes -hueso alveolar-, y destruirlo. La destruccion de los tejidos provoca “bolsas periodontales”, que son espacios entre diente y encía donde se acumulan las bacterias y el tártaro, favoreciendo la rapida progresión de la enfermedad. Esta destrucción por lo general, va a ser gradual y progresiva si no se trata, y puede llegar a provocar movilidad e incluso la pérdida de los dientes. Es la llamada periodontitis cronica (mal llamada “piorrea”).

Las enfermedades periodontales cursan normalmente sin dolor, por lo que suelen pasar desapercibidas, al menos durante mucho tiempo. Un revision dental nos permitirá diagnosticarlas precozmente, evitando su progresión.

La gingivitis y la periodontitis cronica son las enfermedades periodontales más frecuentes, aunque hay muchas otras. Por lo general, los signos que caracterizan los problemas periodontales son:

  • Encia roja y/ o sangrante
  • Molestias al cepillado
  • Recesiones ginvivales o “dientes largos”
  • Mal haliento
  • Aumento de la sensibilidad dental, sobre todo al frio
  • Movilidad de los diente, diente flojos o separados
  • En casos mas graves, abscesos o flemones de la encia

Tratamiento de la periodontitis

En general el tratamiento se basa en el control de la infección, es decir, en eliminar la placa bacteriana, el sarro, y en rectificar todos aquellos aspectos que facilitan la acumulación de los mismos.

En primer lugar se realizará una exploración completa para determinar el tipo de enfermedad periodontal, planificar un tratamiento y establecer un pronóstico previo. Valoraremos en cada caso las fases necesarias, pero en general el tratamiento incluye:

  • Estudio y control de factores predisponentes: tabaco, enfermedades sistémicas como la diabetes, farmacos…
  • Eliminación de bacterias y cálculo (raspado y alisado radicular y cirugía periodontal)
  • Higiene oral
  • Revisiones y mantenimiento periodontal

En el tratamiento de la periodontitis se realiza en primer lugar un estudio periodontal detallado, diente a diente con parametros clínicos (PERIODONTOGRAMA) y radiológicos (SERIE RADIOGRÁFICA PERIAPICAL). Este estudio nos permite establecer el grado de avance de la enfermedad, facilitando la planificacion del tratamiento y su seguimiento.

El tratamiento consiste en un RASPADO Y ALISADO RADICULAR (RAR), que va a eliminar el sarro adherido a las raices de los dientes, suavizando la superficie para así evitar la nueva acumulación de bacterias. Se hace con anestesia, y no va a provocar dolor ni inflamacion, por lo que el paciente puede hacer vida normal. Instruiremos también al paciente en las técnicas de higiene oral mas adecuada.

Aproximadamente un mes despues del RAR se hará una revaluacion del caso. A veces, cuando el tratamiento anterior no ha sido suficiente puede ser necesaria una pequeña cirugía periodontal, que complete el mismo. Sea o no necesaria la cirugía, despues del tratamiento el paciente pasará a la fase de mantenimiento periodontal.

El objetivo del tratamiento va encaminado al control de la infección, elimiando bacterias y el tártaro. Una vez controlada la infeccion, el proceso destructivo se detiene, permitiendo conservar los dientes y tejidos periodontales sanos. Dependiendiendo del grado de destrucción del hueso de soporte, los dientes tratados tendran un mejor o peor pronóstico, de ahí la importancia del tratamiento precoz.

Mantenimiento periodontal

La fase de mantenimiento periodontal supone, si cabe, la más importante de todo el tratamiento para la eficacia a largo plazo. Y es que el control de la placa bacteriana con la colaboración por parte del paciente es la base fundamental de la estabilizacion de la enfermedad. Se pautarán visitas cada 3 o 6 meses dependiendo sobre todo del grado se avance de la periodontittis y de dicha la colaboracion (mantenimiento de la higiene, tabaco…).

Lo que se pretende es hacer el tratamiento una sola vez, y que no vuelva a ser necesario realizarlo, es decir, mantener la boca en salud; por ello son fundamentales las revisiones. Cuando se valore necesario, por acumulos de placa y/o inflamacion gingival, el tratamiento que se realizará será un “mantenimiento periodontal”.

Importancia a nivel sistémico

Distintos artículos han demostrado recientemente la relación entre enfermedad periodontal y la enfermedad cardiovascular. Según los estudios, las personas con enfermedades periodontales tienen mayor riesgo de presentar un episodio coronario, y presentan una mejoría del estado cardiovascular tras la realizacion de los tratamientos periodontales en estos pacientes.

En el caso de la diabetes, la asociación con la enfermedad periodontal es bidireccional, es decir, que la diabetes aumenta el riesgo de sufrir enfermedades periodontales, y que las enfermedades periodontales pueden afectar a la diabetes, perjudicando el control de la glucemia.

También se ha estudiado la relación con los partos prematuros. Parece que mujeres con periodontitis no controladas tienen mayor riesgo de partos prematuros y bajo peso al nacer como consecuencia. Además durante el embarazo existe más tendencia a los problemas e inflamaciones gingivales.

TABACO Y PERIODONTITIS

El tabaco es uno de los factores de riesgo más importantes. Sus efectos nocivos se deben a que disminuye la respuesta inmune y la vascularización. Es decir, hay menos sangrado. Aunque esto pueda parecer positivo no lo es en absoluto, ya que la ausencia de sangrado no va a alertar al paciente de que hay un problema en sus encías, lo que puede retrasar el diagnóstico precoz, que es tan importante para evitar la progresión de la periodontitis.

Además se asocia a una pérdida osea más rápida, por lo que la periodontitis avanza más, a peor curación tras las cirugías y a un mayor riesgo de recidiva tras el tratamiento. Por esto siempre recomendamos a nuestros pacientes disminuir cuanto se pueda el consumo de tabaco, y si fuera posible, dejar de fumar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir el chat
Hola 👋
Contacta con nosotros por whatsapp en el 637 30 13 02 o inicia el chat pulsando el enlace